Sobre España Navarra
navarra

Abraza la escarpada silueta verde de las montañas pirenaicas y observa cómo el paisaje cambia gradualmente a suaves ondulaciones a medida que desciende hacia la fértil llanura fluvial conocida como “la Ribera”. Huele el aroma de las tradiciones ancestrales a lo largo del Camino de Santiago, en la ruta del mítico Roncesvalles a la ciudad de Viana. Emociónate con las coloridas fiestas locales: el encierro de San Fermín y las numerosas fiestas de verano tienen lugar en un mar rojo y blanco. Y no se pierda la amplia oferta gastronómica que incluye carnes y verduras frescas de primera calidad de los campos de la llanura del río Ribera, acompañadas de los excelentes vinos de la región.

Entre los actos tradicionales más importantes de Navarra destacan sus diversas procesiones religiosas, romerías como la Javierada, la fiesta de las almadías (barcazas tradicionales para el transporte de troncos), los aquelarres de brujas, el encierro de San Fermín, la caza y el Carnaval.
Navarra es heredera de una orgullosa tradición culinaria basada en los productos cultivados en sus variados paisajes, y que hace de cada comida un evento social. A los visitantes les aguardan vinos tintos, blancos y rosados, pinchos (bocados de alta cocina servidos en pan), deliciosos productos del campo y postres caseros.
La fiesta más grande de todas tiene lugar en Pamplona. El encendido del tradicional “chupinazo” o petardo el 6 de julio marca el inicio de la fiesta conocida como los “Sanfermines”, cuando todos se ven envueltos en la explosión de camaradería y alegría que llena las calles durante toda la fiesta.
Las carreteras hacen historia y sientan las bases de la tradición. La más importante de estas rutas en el antiguo reino de Navarra es el Camino de Santiago, que ha dejado su huella imborrable en las costumbres y el patrimonio de estas tierras. Otras rutas tradicionales con siglos de historia son las calzadas romanas y las rutas de migración de ganado; Navarra también cuenta con numerosas rutas de senderismo que cubren distancias cortas y largas.
La personalidad y forma de vida de los navarros se puede experimentar a través de su arquitectura, tradiciones, bailes y deportes rurales: desde los valles de escarpados muros del norte que han moldeado el carácter honesto y amable de los tradicionales campesinos, hasta el sur con su sol constante, donde la vida se vive en las calles.

Cocina:

La gastronomía es un placer normalmente ligado a la fiesta o al ocio. Entre el orgullo de los platos navarros se encuentran los espárragos, los pimientos del piquillo solos o rellenos de carne o pescado, la caza como el jabalí y la trucha. También calderetes (un guiso de cordero y patatas) y quesos de la tierra. Sabrosa ternera y cordero, embutidos de cerdo, paté y foie de pato. También una gran variedad de postres lácteos como la cuajada elaborada con leche de oveja y que se suele comer con miel.