Sobre España Galicia
galiocia

Su capital, Santiago de Compostela, es el destino final del Camino de Santiago, la famosa ruta del peregrino. Solo por este motivo merece la pena visitar esta región de la España Verde. Te encantarán sus paisajes llenos de verdes valles boscosos y sus increíbles playas. A lo largo de su litoral, bañado por el mar Cantábrico y el océano Atlántico, encontrarás zonas de acantilados espectaculares como los de A Costa da Morte, o el increíble Parque Nacional Islas Atlánticas.

Podrás visitar sus numerosos pueblos con encanto, tanto de mar como de interior, y ciudades como Santiago de Compostela, A Coruña, Ferrol, Lugo, Orense, Pontevedra y Vigo. Te maravillarás con sus numerosos monumentos, como la Torre de Hércules o las murallas de la ciudad de Lugo, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La deliciosa gastronomía de Galicia es uno de sus puntos fuertes, y cuenta con una variedad de productos y platos típicos, entre los que destacan los mariscos (langostinos de la bahía de Dublín, langostinos, vieiras, mejillones, vieiras, bogavantes, cangrejos), ternera, pulpo a feira (con patatas), jamón con hojas de nabo o la tarta de almendras conocida como “tarta de Santiago”. ¿Y para beber qué mejor que dos de sus vinos más famosos, el Ribeiro y el Albariño (cada uno con su Ruta del Vino) o la popular “queimada” (aguardientes que se prenden fuego en una cazuela de barro según el ritual típico)?

Si le apetece relajarse, ¿por qué no aprovechar la reputación de Galicia como tierra de balnearios y aguas termales al aire libre? Y si te apetece un poco de deporte, siempre puedes acudir a cualquiera de sus campos de golf, balnearios marinos… hay todo un mundo de opciones para elegir.

Cocina:

La variedad de productos del mar que se encuentran en las costas de Galicia es increíble, especialmente percebes, ostras, bogavantes y vieiras. Deliciosos pescados como merluza, mero y rodaballo. El pulpo se sirve durante las romerías y las sardinas en las fiestas. Otros platos incluyen carnes saladas, sopas, guisos y excelentes quesos. La queimada es un licor típico (potente), destacando los espléndidos vinos de Albariño, Rosal y Condado.